Bajorrelieve en talla de madera de una refugiada | ACC Esculturas

Bajorrelieve en talla de madera de una refugiada | ACC Esculturas

DEJA QUE TE MUESTRE QUÉ ME LLEVÓ A TALLAR EN MADERA EL BAJORRELIEVE DE UNA REFUGIADA AFGANA Y SU PROCESO

NO SOMOS IGUALES

Era el año 2019 y la fotógrafa Marta Pérez Elosua me contactó para formar parte de su nuevo proyecto: una exposición que retrataba a 100 mujeres ubicadas en los alrededores del corazón de Bilbao.

La titulaba ‘NO SOMOS IGUALES’.

Quería mostrar con ella la diversidad que existe en nuestra sociedad. Cien fotografías con un texto escrito por las retratadas. Historias de lucha, superación y celebración.

Esta fue mi foto en la exposición ‘NO SOMOS IGUALES’.

Se me ocurrió mirar su web y ahí en medio la encontré a ella.

La joven refugiada con un bebé en brazos y una mochila.

Esa dureza en su expresión pese a su juventud.

El pequeño peso que portaba en sus brazos y la enorme carga que perecía caer sobre ella.

Me sentí atrapada por su imagen.

Sinceramente, me tocó el alma.

Mira tú el siguiente enlace. A ver si la encuentras. https://www.mrawfoto.com/idomeni/

Y ésta era ella.

Foto de Marta Pérez de Elosua

Nosotras no éramos iguales y, sin embargo, algo nos unía. Nos separaban 3.000 kilómetros y casi un año desde que le tomaron aquella foto. Ella huía de la violencia, de un mundo en guerra. ¿Habría encontrado un futuro en mi presente?

QUIÉN ERA ELLA

Idomeni, ciudad fronteriza de Grecia que alberga uno de los mayores campos de refugiados de Europa. Por él pasan interminables oleadas de huidos de la guerra civil en Siria, pero también emigrantes de Afganistán y Pakistán que huyen de los ataques de Francia y Rusia contra el grupo terrorista del Estado Islámico.

Esta frontera da paso a los países de Europa que han abolido los controles transfronterizos.

El Gobierno de Grecia acordó con la Unión Europea cerrar la frontera y estableció un campo de refugiados en esta localidad, permitiendo el paso de solo unos pocos cada día.

Aquella mañana del 2018, Marta Pérez Elosua fotografiaba desde unos contenedores el campo de refugiados que había recibido el día con la noticia de que se abría la frontera.

Hubo un revuelo y todos los refugiados echaron a correr. Marta vio a la joven muchacha detenerse y girarse hacia la multitud. Llamó su atención y su objetivo la inmortalizó.

Pedí permiso a Marta para hacer una escultura de aquella imagen.

EL PLANTEAMIENTO DE LA TALLA DE MADERA EN BAJORRELIEVE

En aquel momento encontré una madera de olmo, un poco difícil de tallar, pero con una veta increible. Preparé una pieza de 90 por 90 cm.

Me detuve a pensar el encuadre perfecto. Me parecía importante jugar con él, así como con las texturas de la madera.

Opté por poner a la muchacha totalmente a la derecha y desbastar por detrás de ella la madera con un acabado en color rojo para imprimirle más dramatismo. De esa forma lograría resaltar la violencia y agresividad del lugar de donde huía.

La madera se cortaría justo delante de ella, porque se le abría un futuro incierto.

Cuando empecé a desbastar la parte de atrás me di cuenta de que el disco de la rotaflex dejaba una textura fuerte que podía funcionar muy bien en la pieza y la dejé.

Al darle el acabado en rojo, me sorprendió descubrir el efecto que había logrado.  Era como si su pasado ardiese. Su mundo se desmoronaba.

No era la idea inicial y, sin embargo, la pieza se me había ido descubriendo conforme avanzaba.

PALABRA Y ESCULTURA

Precisamente esta pieza sería la primera en aunar palabra y escultura. Realicé en el evento poético Voces del Extremo Bilbao 2018 una performance con dos músicos guitarristas, la escultura y la poesía que escribí recitada.

Primero relataba el poema del revés (porque también tenía sentido) con tono monótono y una música carente de emoción. Luego paraba y empezaba a leer mi composición en su orden real, acompañada con las guitarras de otra melodía que le devolvían su sentido y profundidad.

Era mi forma de criticar que muchas veces leemos las noticias sin mostrar empatía con sus protagonistas, de manera rutinaria, sin que nos llegue.

 

Frontera de Macedonia con Grecia. 2018

Solo tiene dieciséis años

Sujeta con fuerza a la hija de su hermana

Esos cuatro kilos entre sus brazos son su única familia

Aún le quedan tres fronteras por cruzar

Se ha corrido la voz de que van a abrir ésta

El campamento se torna un enjambre

Coge la mochila de Winnie the Pooh con todo su mundo dentro

La toalla sobre el chador porque no le cabe en otro sitio

Necesita moverse con rapidez

Sabe que sola no tiene demasiadas posibilidades

Pero no puede hacer otra cosa

Hacia atrás es impensable ir

Mejor encontrar la muerte que esperar a que ella te encuentre.

 

La talla se vendió ese verano a unos franceses en una exposición colectiva en Bagnéres-de-Luchon (Francia).

A veces cuando se va una escultura de tus manos, sientes que te falta algo, así que volví  a realizarla en un tamaño menor y con mayor relieve, poniendo más mimo en detalles como el asa de la mochila, los dedos de los pies del bebé…

Y grabé el poema con láser por detrás de la pieza.

Ahora forma parte de mi colección.

Esta es la segunda pieza que hice, más pequeña pero con más relieve

DETERMINADA A LLEGAR DONDE QUERÍA

Cuando veo este bajorrelieve entre mis obras suelo recordar los momentos que pasé tallándola.

Esos momentos de soledad en el taller en los que solo estás tú, tu obra y el canal que nos comunica: mis manos con las herramientas.

Son momentos de mucha introspección, de una atención completa.

Casi una meditación.

Y en esos momentos, mientras la tallaba, pensaba cómo se sentiría aquella muchacha de futuro incierto. Luchadora. Con miedo, pero determinada a llegar a donde ella quería.

Muchas veces me he preguntado qué ocurriría con ella, si logró tener una vida digna y dar un futuro a ese bebé.

Es una pieza que me emociona mucho.

Se titula “Frontera”.

La primera talla vendida

Y si te quedas con ganas de conocer otras obras mías, te lo pongo fácil:

CONOCER LA OBRA DE AMAIA CONDE

Y si te han surgido dudas o quieres añadir alguna observación, ¡déjame tu comentario! Me encantará poder ayudarte.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *